Cómo aplicar los correctores de forma adecuada

Los correctores constituyen una base fundamental para cualquier estilo de maquillaje. El estrés, la rutina, los horarios y la falta de sueño son elementos que pueden influir en el aspecto que luce el rostro, y la labor de los correctores es fundamental para paliar estos efectos.

Los correctores son productos formulados especialmente para corregir o disimular las posibles imperfecciones que puede presentar la piel, como las manchas oscuras, las decoloraciones pigmentarias, las ojeras y un largo etcétera.

El uso y la aplicación de los correctores son elementos de vital importancia para obtener los mejores resultados en el maquillaje, de ahí que sean dos de los aspectos más estudiados en los diferentes cursos de maquillaje e incluso en las escuelas de estética.

Si quieres conocer todo lo necesario para usar y aplicar de forma adecuada los correctores, sigue leyendo.

Cualidades y formatos

Al igual que ocurre con el resto de productos de maquillaje, los correctores cuentan con una serie de cualidades y se presentan en distintos formatos para facilitar su uso.

Cómo aplicar los correctores

Cualidades

Los correctores están creados especialmente para cumplir la función que su propio nombre indica, es decir, corregir. Para ello, han de contar con una serie de cualidades y características.

  • Poder cubriente: concentración de pigmentos que hace posible una alta capacidad de corrección.
  • Modulable: mayor o menor poder cubriente en función de la cantidad de producto empleada.

A la hora de elegir un corrector hay que tener en cuenta que los correctores han de ser cubrientes y ligeros, para evitar que el producto se acumule en las arrugas o pliegues de la piel.

Formatos

Los correctores se presentan en diferentes formatos o formas cosméticas, ya sea barra, crema, emulsiones fluidas o polvo. De entre estas formas cosméticas hay que destacar los correctores fluidos.

  • Correctores fluidos

Son productos fluidos e hidratantes, imprescindibles para lograr un maquillaje uniforme y sin imperfecciones.

Cómo aplicar los correctores

La fluidez de su textura hace que adquiera una gran adaptabilidad a las diferentes tonalidades de la piel, corrigiendo así todo tipo de alteraciones de color y proporcionando, además, sensación de frescor e hidratación.

Este tipo de correctores se presentan en tres tonalidades, una para cada tipo de necesidad, siendo el verde para compensar las tonalidades rojizas, el amarillo para las ojeras azuladas o moradas, y el melocotón para las pigmentaciones oscuras.

Únete para recibir el contenido completo

Carta de colores

Como hemos mencionado, los correctores fluidos, unos de los más recomendados, se presentan en distintas tonalidades que permiten lograr los resultados deseados en función de cada caso.

De esta forma, cada color, ya sea el amarillo, el verde o el melocotón, permitirán al maquillador disimular y mejorar el rostro según sus necesidades.

Tonalidades rojizas, rosáceas o piel congestionada

Para acabar con este tipo de imperfecciones es recomendable usar un corrector fluido de tono verde.

Cómo aplicar los correctores

Aplica una pequeña cantidad de producto sobre la zona a tratar y extiéndelo con la ayuda del pincel. A continuación, termina de asentar y difumina el producto con la yema de los dedos.

Ojeras azuladas o tonalidades moradas

Para neutralizar las ojeras es importante emplear un corrector fluido de tono amarillo.

Cómo aplicar los correctores

Impregna un pincel con el producto y extiéndelo sobre la zona que te interese trabajar. Después, difumina el corrector por la parte inferior del ojo y espera a que se seque.

Signos de cansancio y fatiga

En este caso optaremos por usar un corrector fluido de tono melocotón, indicado para paliar las pigmentaciones oscuras y las manchas marrones, entre otras.

Cómo aplicar los correctores

Para ello, aplícalo sobre las manchas y zonas a tratar y extiéndelo con la ayuda de un pincel. Con el objetivo de conseguir un acabado más natural, da pequeños toquecitos con la yema de los dedos, asegurando que el producto se asiente.

Corrector iluminador

Además de la amplia gama de correctores que hemos descrito, el mercado cuenta con uno de los productos estrella para los maquilladores, el corrector iluminador, una simbiosis de elementos que hacen posible los mejores resultados.

 

Cómo aplicar los correctores

 

Se trata de un corrector que elimina las líneas de expresión y de cansancio gracias a las partículas difusoras de la luz que lo componen. Es especialmente eficaz para neutralizar las ojeras, además de para iluminar una determinada zona del rostro, como los ojos.

El hecho de ser un corrector no limita su uso de forma exclusiva al paso anterior al fondo de maquillaje, sino que puede emplearse tanto antes como después, lo que lo convierte en un producto muy versátil.

Para aportar luminosidad al rostro mediante la técnica de claro-oscuro es importante aplicar el producto en los puntos de luz, es decir, en el contorno de los ojos y en las zonas que crean profundidad.

Esperamos que os haya sido útil para usar y aplicar de forma adecuada los correctores como en un curso maquillaje.

Guía maquillaje