Diferencia entre iluminador y corrector

Cada día salen al mercado nuevos productos de cosmética que perfeccionan las técnicas de maquillaje profesional y facilitan el trabajo de los expertos. En esta línea, existen artículos como correctores, iluminadores, coloretes o polvos, que tienen una finalidad  específica y un uso determinado.

En esta publicación te vamos a explicar con todo detalle la diferencia entre los iluminadores y los correctores.

Correctores Vs Iluminadores

Los correctores son una serie de productos de maquillaje profesional que sirven para, tal y como su propio nombre indica, corregir imperfecciones del rostro como manchas, ojeras o acné.

Un artículo básico que se aplica después de la hidratación.

maquillaje profesional

Los iluminadores, por su parte, sirven para iluminar y destacar determinadas zonas del rostro, ya que actúan como reflejantes de la luz, y se aplican en los planos altos de la cara.

Además, se puedenaplicar al final del proceso de maquillaje, para conseguir un efecto más impactante.

Correctores

Es muy frecuente que la piel del rostro presente pequeñas imperfecciones, como manchas oscuras, ojeras, decoloraciones pigmentarias o acné, que se pueden disimular de manera efectiva con los correctores.

Para que un corrector sea efectivo debe reunir una serie de cualidades. En primer lugar, debe cubrir esos defectos de la piel que no resultan nada estéticos. Este efecto se consigue gracias a la concentración de pigmentos en el producto.

maquillaje profesional

En segundo lugar, tiene que ser modulable, es decir, dependiendo de la cantidad de producto que se aplique, debe cubrir el rostro en mayor o menor cantidad.

Ahora que ya conoces las propiedades principales de los correctores, es el momento de  profundizar un poco más en el tema.

Correctores de colores

Hay distintos colores de correctores, y cada uno tiene una función específica.

  • Amarillo

Se usa para corregir ojeras azuladas o morados en la piel. Específicamente, eliminan las tonalidades liliáceas.

Únete para recibir el contenido completo

  • Verde

Compensan las tonalidades rojizas, las pieles congestionadas, rosáceas, o granitos y manchas de color rojo.

El verde es el color complementario del rojo por lo que, al aplicarlo en la zona enrojecida, el color que queremos corregir se neutraliza. Un producto que debe aplicarse con prudencia y difuminar bien.

  • Melocotón

Sirve para disimular pigmentaciones oscuras: cloasma, manchas marrones o manchas seniles.

maquillaje profesional

  • Correctores claros

Son los correctores beiges claros, con matices rosados o amarillentos. Tienen un color más claro que la piel, dos o tres tonos más claros que el fondo, y permiten dar relieve a una zona o disimular las pequeñas imperfecciones.

Su principal finalidad es proporcionar luz a un área determinada, como el arco superciliar o los pómulos. Además, corrigen pequeñas arrugas, ojeras o manchas.

  • Correctores oscuros

Se aplican para dar profundidad a las zonas del rostro que lo precisen, aunque también corrigen las discromías en pieles muy oscuras. El color debe ser dos o tres tonos más oscuro que el fondo.

maquillaje profesional

Iluminadores

Este producto sirve tanto para unificar el tono de la piel como para destacar una zona determinada del rostro.

Se denominan iluminadores aquellos cosméticos que actúan reflejante de la luz y que potencias y destacan la zona del rostro que se quiera. Al igual que los correctores, se suele aplicar en las ojeras o las bolsas, entre otros.

También se usan para iluminar la zona T, es decir, el mentón, la nariz, la frente, además de otras zonas como la del lagrimal.

maquillaje profesional

En general, es un producto que se aplica en las zonas del rostro donde incide la luz antes, contribuyendo a destacar un área en concreto.

Se pueden usar antes o después del maquillaje, tanto para preparar el rostro como para dar los últimos toques de luz.

Si quieres destacar los pómulos, afinar los rasgos o conseguir que todos se fijen en unos ojos o una nariz bonita, este producto es ideal

A pesar de su uso generalizado, es muy importante emplear este producto con conocimiento, ya que si se aplica en exceso se puede crear un efecto artificial.

Seguro que os habéis dado cuenta de que, en realidad, la línea que separa los correctores y los iluminadores es muy fina. Por ejemplo, los correctores claros pueden hacer también la función de iluminadores, ya que aportan luz.

Por su lado, los iluminadores también disimulan y corrigen defectos del rostro. Incluso hay correctores que al mismo tiempo contienen partículas difusoras de la luz, por lo que iluminan las zonas donde se aplica.

Esta clase de iluminador corrector se suele aplicar bajo los ojos para neutralizar las ojeras. Un producto muy versátil, de textura suave y que se extiende con facilidad.

Una gran ventaja de estos productos que combinan el corrector y el iluminador, ya que permiten realizar retoques a lo largo del día.

En definitiva, dos cosméticos básicos que te permiten jugar para conseguir efectos increíbles. Sólo debes elegir el tono y el formato que mejor se adapte a tus necesidades.