tipos de mascarillas faciales

Tipos de mascarillas faciales y sus propiedades

Las mascarillas faciales son productos cosméticos que se utilizan para complementar el ritual de belleza diario y mejorar la dermis facial. Los beneficios que quieras conseguir dependeran de los tipos de mascarillas faciales y sus propiedades.
 
Las mascarillas contienen una alta concentración de principios activos que actúan de forma instantánea en la piel, con un gran efecto tanto en la capa superficial de la piel como en la profunda epidermis.

 

Infórmate sobre nuestros cursos en Estética  Clica aquí

 
Se aconseja aplicar una mascarilla facial que se adapte a tu tipología de piel al menos una vez por semana o cada quince días. Antes de aplicarla, debes limpiar tu rostro en profundidad: elimina cualquier resto de maquillaje y apuesta por una exfoliación facial para eliminar las células muertas y permitir que el efecto de la mascarilla se potencie aún más. Luego coloca la mascarilla en tu rostro y déjala actuar unos 10-20 minutos según el tiempo de actuación indicado.

aplicar-mascarilla
 

¿Qué efecto buscas en tu mascarilla facial?

Las funciones de las mascarillas faciales más conocidas son la hidratación, la limpieza, la relajación de la piel y la iluminación. ¡Tú decides cuál es la que necesitas en cada momento!

  • Mascarillas hidratantes y nutritivas: ideales para todo tipo de pieles, no sólo para pieles secas, en muchos casos las pieles grasas también sufren deshidratación. Ayudan a que la piel se vuelva suave y sin tirantez. Acostumbran a tener ingredientes como el extracto de caléndula o manzanilla o el aceite de karité.
  • Mascarillas purificadoras: limpian en profundidad los poros, reduciendo la producción de sebo y ayudando en la eliminación de puntos negros. Sea cual sea el tipo de piel que tengas, este tipo de mascarillas te serán útiles para eliminar la suciedad del rostro. Son perfectas para pieles grasas e ideales para todo tipo de pieles en la zona T. Acostumbran a tener como ingredientes: arcilla, algas, extracto de mentol…
  • Mascarillas calmantes: utilizadas para relajar la dermis, eliminar rojeces, suavizar la tirantez. Son las más aconsejadas para pieles sensibles e irritadas. Se utilizan para devolver la suavidad, bienestar y flexibilidad a la piel.
  • Mascarillas iluminadoras: si tienes el rostro apagado y quieres lograr un efecto flash de inmediato e iluminar tu rostro de forma natural, las mascarillas iluminadoras son la opción perfecta. Con componentes activos como el ácido hilaurónico, el colágeno o vitaminas específicas que tendrán un efecto inmediato en la piel.

rostro-perfecto

¿Cuál es tu mascarilla ideal? Tipos de mascarillas faciales según su composición y textura

Puedes encontrar numerosas mascarillas faciales según su composición y textura: de papel, hidrogel, silicona, de barro, en forma de crema, en polvo… según lo que necesite tu piel, te decantarás por una u otra.
 
¡Échales un vistazo!
 
Banner esteticista profesional
 

 

Mascarillas peel off

Se trata de una mascarilla con una textura de gel que se adaptan a la piel dando lugar a una fina capa de gelatina que al retirarse se lleva con ella todas las impurezas de la piel. Los expertos de Cazcarra Image Group aconsejan un previo baño de vapor para que los poros se abran y así obtengas un mejor resultado. Se aconseja retirar la película desde la zona inferior de la cara hacia arriba.

mascarilla-peel-of

Mascarillas de barro

Son unas de las más utilizadas en los salones de belleza para limpiar el rostro en profundidad e hidratarlo a la misma vez. El ingrediente estrella de estas mascarillas acostumbra a ser la arcilla, por sus propiedades antisépticas, calmantes, estimulantes y regeneradoras. Tiene la capacidad de absorber las impurezas en la piel, limpiando el poro en profundidad, pero también hidrata en profundidad.
 
Se aplican en el rostro con una brocha o con las mismas manos y se retira después de 15 minutos. Si antes de que haya pasado ese tiempo, la piel se nota tirante, se aconseja humedecerla un poco. Puede retirarse con agua tibia y/o ayudarse con una esponja/toalla húmeda.

Mascarillas de velo

Se trata de mascarillas de celulosa empapadas en todo tipo de principios activos variados que se adaptan a las distintas necesidades de cada rostro: antiarrugas, para aportar luminosidad, hidratación, relajación…

mascarilla-de-velo

Mascarillas en polvo

Este tipo de mascarillas se preparan con agua antes de su aplicación y se mezclan hasta conseguir una pasta homogénea. Se aconseja aplicarla con un grosor de unos 2 mm sobre rostro, cuello y escote y retirarla después que se haya quedado totalmente compacta (normalmente, después de unos 10-15 minutos).

Mascarillas cremosas

Este tipo de mascarilla favorece la penetración de los nutrientes en la piel y consiguen un efecto emoliente. Son más recomendadas en pieles muy, muy secas.

Mascarillas parafínicas

Son aquellas que deben calentarse antes de aplicarse en el rostro. La piel debe estar cubierta con una grasa especial preparada para este tipo de mascarilla.

 

¿Y si combinamos distintas mascarillas? ¡Hola Multimasking!

Se trata de aplicar una mascarilla distinta en cada parte del rostro teniendo en cuenta las necesidades de cada zona en concreto. Se trata de combinar distintas mascarillas en el rostro que se adapten a cada piel y situación concreta… ¡cada rostro es un mundo! Y cada persona necesitará una combinación de mascarillas distinta para mimar su rostro. Cada área del rostro necesita un tratamiento distinto:

multimasking

La zona T (frente, nariz y barbilla)

Se aconsejan mascarillas que ayuden a eliminar el exceso de grasa y los puntos negros tan comunes, pues es la zona en la que más sebo se concentra.

Mejillas, laterales y cuello

Acostumbran a ser las zonas que más hidratación necesitan, por lo que en esta zona aplicaremos una mascarilla con propiedades purificantes, calmantes e hidratantes.

Contorno de ojos

Una zona delicada como el contorno de ojos necesita un tratamiento especial al resto del rostro. Existen mascarillas en forma de parches ideados para el contorno de ojos, pero si optas por un formato en crema, aplícala suavemente para que no se irrite.
 

¿Sigues indecisa/o en tu formación?

Te ayudamos

Acepto la política de privacidad de la web