CÓMO SER EL MEJOR COLORISTA DE CABELLO

Partiendo de la base de que 9 de cada 10 mujeres cambian su color al menos una vez en la vida, ser el mejor colorista de cabello puede hacer que dupliques la facturación de tu negocio. Y más ahora, que se han puesto de moda colores como el blanco platino o técnicas como el balayage, en las que la profesionalidad del colorista es primordial.

Los profesionales del cabello deben tener una visión de la belleza muy amplia y tener nociones no solo de colorimetría, sino también de estilismo, maquillaje y vestuario. Pues son factores que también aportan al look final de la clienta.

¿Quieres convertirte en el mejor colorista de cabello?

1) La formación es la base

Como en todo, la formación es la clave para ser un colorista de cabello ejemplar, realizar un Curso Profesional de Peluquería será vital en tu camino para convertirte en el mejor colorista de cabello.

Luego lo ideal será realizar una formación especializada en colorimetría con la que afianzarlos conocimientos del apasionante mundo del color y el cabello. Todo lo que deseas saber sobre la química de los colores, el protocolo a seguir para colorear a la perfección un cabello, las técnicas existentes y los acabados que pueden conseguirse con ellas.

2) Realiza siempre un minucioso diagnóstico del cabello

Un diagnóstico capilar o del cabello ayuda a conocer a fondo el cabello del cliente con el fin de poder aplicar el tratamiento adecuado: este test mide el grosor del cabello, su textura, si es graso o seco, número de canas, estado del cuero cabelludo, color base del cabello, si tiene alguna alergia a algún tratamiento químico (hay que tener en cuenta que el tinte es un producto químico, por lo que puede causar algún tipo de reacción alérgica al cliente), entre otras cosas.

Infórmate sobre nuestros cursos de PELUQUERÍA Clica aquí

Un test que te servirá para crear una ficha del cliente completa que poder consultar siempre, no solo tú, sino todos aquellos que vayan a realizarle a tu cliente algún tipo de tratamiento capilar.

3) Sé un experto del color

La colorimetría estudia y desarrolla el color para obtener una escala de valores numéricos que en peluquería se aplican a través del círculo cromático. Una herramienta fundamental para encontrar todos los colores que pueden hacerse a partir de los primarios.  De ahí se forman numerosas cartas de color que, aunque parezcan distintas, tienen características comunes. Cada una tiene una escala numérica que va en niveles, siendo el número 1 el negro y el 12 el más claro (blanco). Aquí también entraría el reflejo, que es el que le dará el matiz al color y definirá el resultado del mismo. Conocer a fondo esta teoría, te permitirá crear el color que tu clienta desee.

4) Sé un maestro en decoloración

La decoloración es un tratamiento estético que consiste en la aclaración del color de cabello y que conlleva la utilización de productos químicos. Lo primero que  se hace para realizar una decoloración es alterar la cutícula, para que el producto decolorante penetre en el interior del cabello y decolore los pigmentos naturales del mismo.

Para ser el mejor colorista de cabello debes saber realizar una decoloración de principio a fin conociendo a fondo el procedimiento, protocolo y productos que te permitan castigar el cabello del cliente lo más mínimo posible.

 

5) Trabaja con productos capilares de calidad

Un peluquero que trabaja con una buena firma de cosméticos capilares es sinónimo a que está recibiendo un buen entrenamiento a nivel nacional e internacional, pues las mejores marcas de cosmética capilar apuestan siempre por aportar a sus clientes las claves de utilización de sus productos. Además de tener un equipo de peluquería profesional para poder darle a tus clientes todo lo que quieran para su cabello.

6) Asesora al cliente de la mejor manera posible

Aunque seas el mejor de los coloristas, si el tono que ha escogido tu clienta no le favorece, tú serás el culpable. Así que cuando tu clienta te enseñe una fotografía de Instagram de su influencer favorita para que consigas el mismo tono y tú veas claramente que por mucho que logres el color exacto, nunca le quedará igual porque su cabello base es negro, tiene la piel blanca y los ojos claros… Deberás asesorarle para que cambie de opinión y siga tus directrices profesionales para conseguir un color que conseguirá la armonía perfecta con su tono de piel y cabello.

Estudiar Peluquería Profesional

  • Pieles claras: utilizaremos colores medios con tonos marrones, rojizos, dorados, cobrizos o castaños claros, quitando colores muy claros y oscuros.
  • Pieles medias: los tonos muy claros, incluso decolorados les favorecen, también en tonos rojizos, anaranjados, marrones claros. En oscuros, siempre que tengan algún reflejo como rojizos, caobas o marrones.
  • Pieles oscuras: los tonos muy oscuros, como negros, negro azul, oscuros violeta les favorecen. Podemos utilizar también tonos castaños, claros o medios con matices marrones-rojizos, tabacos, evitando los colores muy claros.

7) Está al día de las nuevas tendencias

Hoy por hoy, las redes sociales se convertirán en tus mejores amigas si quieres estar al día de las últimas tendencias. También te ayudarán las revistas especializadas, la asistencia a masterclass y workshops que organicen tus marcas de cosméticos capilares, ferias y congresos…

¿Sigues indecisa/o en tu formación?

Te ayudamos

Acepto la política de privacidad de la web