Maquillaje paso a paso para Halloween: Cruella de Vil

Halloween es una de las fiestas más especiales del año, en la que podemos dar rienda suelta a la ilusión, la fantasía y, sobre todo, la creatividad.

Se trata de la fecha ideal para transformarte en misteriosos y terroríficos personajes de ficción, demostrando tus dotes artísticas y sorprendiendo a tus amigos con originales maquillajes.

Son muchas las opciones entre las que puedes elegir para destacar este Halloween, pero si hay un personaje terrorífico y, a la vez, divertido, ese es Cruella de Vil.

Popularmente conocida como la malvada de 101 dálmatas, Cruella de Vil se ha convertido en todo un icono, encabezando la lista de las villanas más famosas de todos los tiempos.

Su look, su peinado y su maquillaje característico hacen de este personaje uno de los más demandados durante Halloween en las escuelas de maquillaje profesional de Barcelona, grandes cumbres del maquillaje de fantasía a nivel nacional e internacional.

Si tú también quieres deslumbrar en Halloween y lucir el aspecto de la auténtica Cruella de Vil, sigue las indicaciones que te mostramos en el siguiente maquillaje paso a paso.

Paso 1: Para cubrir las cejas y poder trabajar sobre una base neutra, extiende pegamento especial sobre ellas y cúbrelas, a continuación, con carne artificial.
Para poder trabajar mejor este producto es recomendable aplicarlo primero sobre la mano. De este modo podrás manipularlo mejor.
Asegura el resultado aplicando polvo fijador sobre la zona tratada.

Paso 2: Aplica un fondo de maquillaje sobre el rostro. Es aconsejable que el producto proporcione una gran cobertura.
A continuación, juega con tonos claros y oscuros para dotar de más expresión al rostro y fija el maquillaje con un polvo translúcido blanco.

Paso 3: Con un maquillaje compacto, sigue modelando el rostro y combinando tonos claros y oscuros para marcar las formas lo más angulosas posible. Puedes ayudarte de una sombra gris, que en los pómulos y la mandíbula contribuirá a endurecer las facciones.

Paso 4: Dibuja las cejas con aguacolor negro. Para ello, trabaja con un pincel húmedo como si fuera una acuarela.

Paso 5: En los ojos, utiliza aguacolores para conseguir un efecto de dibujo más exagerado. Emplea un color turquesa en el párpado móvil, ampliándolo para compensar la altura que hemos dado a la ceja.
A continuación, aplica aguacolor verde alrededor y utiliza sombras del mismo tono encima del aguacolor para dar más brillo y fijación.

Paso 6: Aporta intensidad a la mirada aplicando sombra beige debajo del arco de la ceja.

Paso 7: Enmarca la mirada con un aguacolor negro. Hazla un poco caída, como es característico del personaje, y rellena el resto con sombra blanca.

Paso 8: Acentúa los pómulos con un colorete rosado y pronuncia las correcciones que has hecho antes con uno más marrón.

Paso 9: Perfila el labio con un lápiz rojo, siguiendo la forma característica del personaje, bajo por el centro y levantándolo por la zona de las comisuras. Después, maquilla el labio con un labial rojo intenso.

Paso 10: Realza el volumen del labio aplicando un aguacolor negro sobre las comisuras.

Paso 11: Aporta volumen a las pestañas utilizando una máscara de pestañas.

Paso 12: Por último, trabaja con pestañas artificiales en la parte final del ojo para lograr un efecto más impactante, misterioso y malévolo.

Y tú, ¿has pensado ya en qué te convertirás este Halloween?    Apuesta por una villana como Cruella de Vil y deslumbra en la noche del terror con este maquillaje profesional.

¡Manos a la obra!