maquillaje para la asesoria de imagen

CONCEPTOS BÁSICOS DE MAQUILLAJE PARA LA ASESORÍA DE IMAGEN

La figura del asesor de imagen consiste en potenciar la imagen personal de un individuo y de su entorno, adecuando todos los aspectos de su presencia y comportamiento en las distintas situaciones, conductas y actividades, mediante la aplicación de técnicas de estética, peluquería, normas de protocolo, vestuario, expresión verbal y corporal y de empatía, en directo o también a través de los medios de comunicación social e incluso con las últimas técnicas de maquillaje para la asesoría de imagen.

¿Quieres hacer un curso en ASESORÍA DE IMAGEN? Clica aquí

En este artículo nos centraremos en aportarte aquellas cosas más importantes que un asesor de imagen tiene que tener en cuenta a la hora de asesorar a su clienta en maquillaje.

 

10 tips básicos para maquillar un rostro

1. Analiza el rostro de tu clienta

  • Elimina del rostro cualquier resto de maquillaje anterior, dejando la piel suave, seca y limpia.
  • Despeja el rostro de la presencia de cabello, echándolo hacia atrás o recogiéndolo.
  • Estudia con detalle las diferentes partes del rostro: frente, ojos, mejillas, labios, pómulos, etc.
  • Analiza las posibles imperfecciones y decide las aportaciones que el maquillaje puede hacer para remediarlas.
  • Establece las zonas del rostro que pueden ser revalorizadas, convirtiendo los posibles defectos en cualidades.

2. Visagismo

El asesor de imagen debe saber diferenciar entre los tipos de óvalos y facciones, las líneas anatómicas de la cara, así como los tipos de rostros, ojos, narices y labios con el fin de determinar las correcciones que pueden precisar.

Utiliza los poderes del visagismo para darle personalidad al rostro: con un lápiz, divide el rostro en dos partes, pasando por el centro de la frente, la nariz, la boca y la barbilla. Compara ambos lados y si existe cualquier desequilibrio, podrás tenerlo en cuenta para corregirlo con el maquillaje. ¿Lo más importante?

  • La altura de las cejas y su curvatura, para poder valorar su simetría.
  • La longitud de la nariz, así como su situación proporcionada en la vertical del rostro.
  • La anchura, grosor y proporcionalidad de los labios.

3. Herramientas

Busca los materiales que necesitas para conseguir un maquillaje idóneo. Estos medios, ya sean materiales (cremas, coloretes, labiales…) o técnicos (pinceles, brochas…) estarán condicionados por el tipo de maquillaje que desee el cliente: si es un maquillaje con luz de día o con luz artificial.

Debes tener en cuenta que los maquillajes para ser vistos con luz natural serán mucho más suaves y las posibles correcciones serán aplicadas de forma mucho más superficial.

El asesor debe conocer las características diferenciales del maquillaje y la aplicación de los productos cosméticos, en sus diferentes técnicas: el “batido”, el arrastre y el difuminado, la delineación y el perfilado y el deslizamiento. Además de todos los protocolos y procesos de higiene necesarios que aseguren la calidad del proceso de maquillaje.

4. Técnicas de corrección

Conocer las técnicas de corrección de maquillaje será la clave para perfeccionar el rostro de tu clienta a través del maquillaje. Para ello, lo mejor es estudiar qué base de maquillaje aplicar según el color de la piel del rostro. Aplica el fondo de maquillaje del mismo tono que su piel, luego aplica la crema correctora clara en las zonas que se quieran potenciar y finalmente aplica la crema correctora oscura, suavizando sus bordes para dar naturalidad a la corrección.

5. Armoniza los colores en el maquillaje

Para conseguir una armonía natural es muy importante prestar atención al tono de cabello, piel y ojos. De esta manera podrás clasificar si tu clienta entra dentro de una armonía fría, cálida o mixta y podrás adaptar el maquillaje según las mismas.

6. Presta atención a las cejas

El equilibrio estético de un rostro depende en gran medida de las cejas, por lo que empezarás por clasificar el tipo de cejas (caídas, redondas, rectas, con remolinos…) y mediante la depilación y el maquillaje se adaptará el diseño. Puedes seguir algunos trucos de maquillaje y depilación para esas cejas perfectas. Siempre teniendo en cuenta el estilo y gustos de la persona.

 

7. El maquillaje de ojos

Según la tipología de ojos que tenga la clienta se precisarán unas técnicas u otras para así efectuar correcciones o reforzar los detalles positivos. Como norma general, recuerda dar forma y volumen a las diferentes partes de los ojos, especialmente en los párpados, acentuando luminosidades y formas.

8. La nariz

¿Tu clienta tiene la nariz excesivamente larga, desviada o ancha? Gracias al maquillaje pueden corregirse estos problemas. La clave en las correcciones de la nariz es utilizar cosméticos que permitan aplicar varias capas de poco espesor, para evitar un acabado artificial. Por ejemplo, si tu clienta tiene una nariz excesivamente corta, aplicando un corrector claro en la punta, parecerá más larga.
asesora de imagen

9. Los labios

Conocer distintas técnicas de corrección de labios, te ayudará a conseguir a través del maquillaje unos labios perfectos y naturales. ¿Lo más importante? Cuidar la delineación del diseño de los labios, para que no se note el maquillaje fuera de los límites naturales.

10. La frente

¿Una frente más alta de lo normal? ¿Una frente muy estrecha? No cabe ninguna duda que la forma del peinado y el tipo de cabello ayudarán muchísimo, pero el maquillaje también. Por ejemplo, si tu clienta tiene la frente muy alta, aplicarás en la parte superior de la frente un maquillaje corrector oscuro, difuminándolo hacia la raíz de los cabellos y así, conseguirás bajar la altura de la frente.

 

 

¿Sigues indecisa/o en tu formación?

Te ayudamos

Acepto la política de privacidad de la web