cómo maquillarte

Consejos sobre cómo maquillarte: para qué sirven los correctores de colores

El extenso catálogo actual de productos de maquillaje puede suponer un laberinto si no sabes qué es y para qué sirve cada uno de los cosméticos que lo integran.

Para saber cómo maquillarte es importante también saber el origen, la función y el uso de cada producto, pues, además de su calidad y sus propiedades, los buenos resultados de cada artículo dependerán, en gran parte, del uso que hagas de él.

Entre los muchos productos que componen el panorama actual de maquillaje profesional existen grandes desconocidos. Son productos muy comunes y utilizados en nuestro día a día, pero, generalmente, grandes desconocidos en cuanto a posibilidades, objetivos y resultados.

Es el caso de los correctores de colores, importantísimos productos de los que se conoce poco y sin los que nuestro rostro luciría un aspecto descuidado y lleno de imperfecciones. Sobre este tipo de producto, su uso y posibilidades hablamos extensamente en nuestro curso de maquillaje profesional.

Mientras tanto, si quieres conocer más sobre este tipo de productos, no pierdas detalle de lo que te mostramos a continuación.

Descubre sus cualidades, usos y formas de aplicarlos para conseguir los mejores resultados.

¡Toma nota!

Características de los correctores de colores

Debido a su función, es decir, cubrir aquellas pequeñas imperfecciones que pueda presentar la piel del rostro, los correctores han de reunir una serie de características específicas y necesarias para cumplir satisfactoriamente con su objetivo.

Una de esas características, quizás una de las más importantes, es el poder cubriente. Los correctores de colores cuentan con un excelente poder cubriente, necesario y capaz de cubrir a la perfección las imperfecciones de la piel y corregir las tonalidades alteradas.

Cómo maquillarte, los correctores de colores

Para ello, este tipo de cosméticos posee una elevada concentración de pigmentos, entre un 25 y un 50%, lo que les proporciona una alta capacidad de corrección.

Junto a esta imprescindible cualidad, los correctores también son modulables. Es decir, en función de la mayor o menor cantidad de producto que apliquemos, se podrá modificar su poder cubriente, aunque no se modifica el tono del producto.

Cómo maquillarte, los correctores de colores

Estas dos características son las que marcan la diferencia entre el maquillaje corrector y el convencional: un maquillaje libre de imperfecciones gracias a los correctores y sus cualidades.

Usos adecuados

Además de las características propias de los correctores, también es importante detener nuestra atención en las formas cosméticas que presentan y los colores que podemos encontrar en el mercado, para poder dar a cada cosmético un uso adecuado.

Generalmente, los correctores de colores aparecen en el mercado en forma de emulsión fluida, una forma cosmética que facilita su aplicación, aunque también pueden encontrarse en crema compacta.

Cómo maquillarte, los correctores de colores

Además, lo hacen en diferentes colores, cada uno de ellos indicado para corregir y mejorar un tipo y color de piel determinado. Desde los cursos de maquillaje profesional de nuestra escuela orientamos en la aplicación de cada color.

  • Verde

Este tipo de correctores tiene como finalidad corregir manchas rojizas, como las generadas por la eritrosis de las mejillas, los granitos o cualquier otra mancha de color rojo.

Cómo maquillarte, los correctores de colores

Es el producto ideal para corregir las pieles congestionadas, rosáceas o con granos, pues el verde es el color complementario del rojo y, situado encima de dichas zonas, conseguirá neutralizar el color.

Únete para recibir el contenido completo

Por ello, se debe aplicar sólo en la zona enrojecida, además de difuminarlo bien, para conseguir el efecto deseado.

  • Melocotón

Los correctores de color melocotón, por su parte, están ideados para disimular pigmentaciones oscuras, como cloasma, manchas marrones o manchas seniles.

Cómo maquillarte, los correctores de colores

Al igual que en caso anterior, también debe aplicarse el producto sobre las manchas a tratar, con el objetivo de unificar el tono de la piel de forma uniforme.

  • Amarillo

Estos productos son los indicados para acabar con las odiosas ojeras. Los correctores amarillos, debido a su color, consiguen neutralizar las tonalidades azuladas, características de las ojeras.

Cómo maquillarte, los correctores de colores

Y es que estos cosméticos están formulados para eliminar las tonalidades liliáceas, moradas o azuladas que puedan aparecer en la piel del rostro.

  • Marrones claros y oscuros

Este grupo de correctores son los conocidos popularmente como los correctores claros u oscuros. Son productos que se presentan en diferentes tonalidades marrones, pertenecientes a una gama más clara o más oscura, cada una de ellas con diferentes funciones.

Cómo maquillarte, los correctores de colores

Los correctores claros, que albergan tonos como el beige, el rosado o algunos amarillentos, son productos de un color mucho más claro que el de la piel, ideados para disimular pequeñas imperfecciones y devolver las tonalidades naturales a pieles oscuras y morenas.

Los correctores oscuros, por su parte, de tonos marrones oscuros, se emplean para aquellas correcciones de discromías en pieles oscuras, empleando siempre dos o tres tonos mayor que el del fondo.

Aplicar los correctores de colores

Una vez que hemos aclarado para qué sirve cada uno de los tonos de los correctores de colores, es el momento de poner en práctica su aplicación.

Para ello, os dejamos algunas recomendaciones que os serán de gran ayuda.

– Los correctores de colores se deben aplicar siempre después de la crema hidratante. Pasados unos minutos, tiempo necesario para que el producto penetre, podemos proceder a trabajar con los correctores.

– Una vez elegido el tono necesario para nuestras correcciones, extendemos el corrector con la yema de los dedos o ayudándonos con una esponja. Recuerda que es importante utilizar el producto en pequeñas cantidades para conseguir un efecto luminoso y adecuado.

Cómo maquillarte, los correctores de colores

– Los correctores de colores se pueden aplicar en la tonalidad del rostro, si se necesita corregir toda la piel, aunque es más recomendable trabajar las zonas concretas. De esta forma conseguirás corregir con precisión la determinada coloración que presenta la piel.

También puedes emplearlos en diferentes y concretas zonas con el objetivo de atraer la luz, por ejemplo, alrededor de los ojos, en el contorno de los labios, en la frente, en los pómulos y en la barbilla.

Guía maquillaje