Aprende a disimular tus imperfecciones con maquillaje profesional. Segunda parte.

Paso 1: Con un pincel de pelo sintético, extiende el producto en las zonas a corregir. Puedes elegir una u otra tonalidad en función de la imperfección, aunque es recomendable que se adecúe al tono de tu piel.

Paso 2: Para obtener un acabado más natural, da pequeños toquecitos con la yema de los dedos, asegurando que el producto se asiente.

Paso 3: Finalmente, para conseguir un resultado más duraderos y disimular la textura cremosa del corrector, aplica polvo fijador en las zonas tratadas.

¡Luce un aspecto uniforme y sin imperfecciones!