cuidar el cabello

Consejos para recuperar el cabello después del verano

A estas alturas a muchas de nosotras ya se nos acabaron las vacaciones y empezamos de nuevo con la rutina. El cabello, igual que la piel y las uñas, sufre las agresiones propias del verano y se deteriora, la melena se vuelve áspera, se encrespa y el brillo desaparece. Las vacaciones veraniegas son el mejor momento del año, pero también es uno de los períodos más estresantes para nuestra amada melena.

Infórmate sobre nuestros cursos de asesoría de imagen Clica aquí

 

A continuación los expertos del cabello de Cazcarra te cuentan cómo cuidar el cabello para recuperarlo tras el verano:

Corta las puntas

De la misma manera que cortamos las puntas antes de verano para sanearlo y así empezar la época estival con un cabello estupendo, ahora toca un saneamiento que mantenga la fibra capilar en buen estado. Y es que por mucho que se mime, en esta estación el cabello sufre muchas agresiones. ¡No hace falta que sea un corte radical! Pero sí es necesario deshacerse  de aquellas puntas abiertas que no dejan al cabello crecer de forma sana.

Corta las puntas

Champú reparador

Hazte con un champú adecuado a tu cabello que además de cumplir su función básica, sea neutro o realizado al cien por cien con activos naturales que no saturen el cabello ni le quiten brillo. ¿Lo ideal? Productos específicos para puntas castigadas que ayuden a recuperar la flexibilidad, la suavidad, el brillo y la hidratación perdida durante los meses de verano.

Mascarillas

Las mascarillas ayudan a recomponer la textura, humedad, elasticidad natural y la hidratación perdida para contrarrestar el daño que ha sufrido el cabello. Por lo tanto, durante este mes intenta aumentar la frecuencia de uso de la mascarilla aplicándola 2 o 3 veces por semana. Cuando  sientas que tu cabello se ha recuperado, pasa a hacerlo una vez a la semana. El consejo de nuestros profesionales es que apliques la mascarilla desde las puntas hacia la mitad del cabello, evitando siempre que entre en contacto con la raíz para no engrasarla.

Tratamientos específicos

Otra opción es dirigirte directamente a tu estilista de confianza para que te aconseje cuál sería el mejor tratamiento para tu cabello. Cada salón de belleza idea sus propios tratamientos que, normalmente son acordes a las necesidades de sus clientes más usuales, demanda cuál será el tuyo.

Recupera el color de tu cabello

Si acostumbras a colorear tu cabello, debes compensar el aclarado del tono que se habrá producido a causa de la exposición solar o el cloro de las piscinas. Ve a tu peluquería y consulta con tu estilista cómo devolverle el tono perdido. Si eres tú la que acostumbra a colorear su cabello, usa tintes que no contengan amoniaco, formaldehído o parabenos en sus componentes para asegurarte que tu cabello no se deteriore.

tinte de pelo

Peina tu cabello sin dañarlo

Utiliza peines y cepillos de materiales naturales que respeten la fibra capilar y lo prevengan contra el frizz. Hazte con una crema de peinado o acondicionador para  ayudarte a desenredar el pelo y no lo hagas a la fuerza: péinalo en una sola dirección hacia abajo, sin dar tirones. ¿El cepillo ideal? Uno de cerdas múltiples sintéticas, ya que ayudan a que el pelo no se rompa y previenen que se dañe la cutícula capilar.

Activos que mejorarán la salud de tu cabello

Aunque todo depende del tipo de cabello que tengas, de sus necesidades y del estado en el que se encuentre en ese momento… si quieres que tu cabello luzca sano, busca en la formulación de tus cosméticos capilares alguna de las bases siguientes:

¿Sigues indecisa en tu formación?

Te ayudamos

Acepto la política de privacidad de la web

Aceite de almendras

Los nutrientes del aceite de almendras, tales como las vitaminas E, D, A y B, son ideales para que el cabello crezca fuerte y saludable. Son muchos los productos capilares que incluyen aceite de almendras, ya que aporta luminosidad, ayuda a eliminar la caspa, aporta brillo y sobre todo, evita que las puntas sigan abriéndose.

aceite de almendras

Keratina líquida

La keratina líquida ayuda a reconstituir la fibra capilar haciendo que se vuelva más fuerte y flexible. Es ideal para reparar el cabello seco y dañado después de las vacaciones. Actualmente, puedes encontrar en el mercado una gran cantidad de champús o acondicionadores que incluyen keratina líquida en sus componentes. Aunque si lo deseas, también puedes hacerte con ella de forma individual y aplicarla directamente en las puntas.

Aceite de oliva

El aceite de oliva promueve la salud del cuero cabelludo gracias a sus propiedades antiinflamatorias, antibacterianas y antifúngicas. Un masaje de vez en cuando con aceite de oliva tonifica y nutre el cabello dejándolo más manejable, saludable y vibrante.  También es utilizado para prevenir la caspa y la pérdida del cabello.

Aguacate

Los aceites naturales del aguacate aportan al cabello su humedad perdida, pero también le proporcionan una hidratación intensa, nutriendo el cuero cabelludo desde la raíz. Además, desencrespa el cabello, refuerza las fibras de queratina y los folículos pilosos, luchando contra la caída del pelo.

aguacate

Aceite de coco

Este producto de origen vegetal se compone de ácidos grasos de cadena media y de sustancias antioxidantes. Actualmente está presente en numerosos productos capilares para revitalizar y reparar el cabello. También estimula su crecimiento y evita el encrespamiento.

Aloe vera

La versatilidad del aloe vera y sus propiedades medicinales que tiene, también te  ayudarán a regenerar el cabello después del verano. El aloe vera te ayudará a abrir los poros del cuero cabelludo permitiendo que los nutrientes y las vitaminas penetren en tu pelo y potencien su brillo. Tu cabello recuperará la hidratación perdida y aumentará la flexibilidad del cabello evitando que se rompa con facilidad.

Después de los consejos para recuperar el cabello después del verano de los expertos capilares de Cazcarra, sólo falta que te pongas manos a la obra y consigas una melena de 10.